Trufa de verano entera congelada

Trufa de verano entera congelada

La trufa de verano entera congelada de Carvi es un producto que contiene trufa de primera calidad preparada con todas las garantías para el uso culinario.

La trufa de verano (Tuber aestivum) es una trufa negra por fuera y ocre por dentro. Es un producto con un alto valor gastronómico, que marida y armoniza los platos dándoles un sabor suave y delicado.

PRESENTACIÓN DEL PRODUCTO

La trufa de verano entera congelada de Carvi se elabora solo con la variedad Tuber aestivum. Envasada en bolsas al vacío de uso alimentario, está disponible en formato de 500 g.

CONSUMO

Se aconseja consumir antes de los 18 meses de su fecha de fabricación, determinada en la etiqueta.

¿CÓMO COCINARLA?

Es ideal para aromatizar platos sencillos: pastas, ensaladas, arroces, sopas frías, huevos, carnes, pescados, etc.

Se recomienda rayar la trufa congelada, no laminarla, ya que al estar muy endurecida requiere un esfuerzo considerable.

Nombre científico: Tuber aestivum.
Nombre popular: Trufa de verano.
Ingredientes: Trufa de verano (Tuber aestivum) congelada.
Características: Piel de color negro, carne de marrón claro a oscuro.
Formatos: 500g.

Valores nutricionales (valor medio por 100 g): valor energético: 50Kcal/211KJ; hidratos de carbono: 5,97 g; proteínas: 4,57 g; grasas: 0,9 g; grasas saturadas: 0,23 g; fibra: 4,12 g; sodio: 0,009 g.
Alérgenos: no contiene.
Vida del producto: 18 Meses.
Envase: Bolsas al vacío de uso alimentario.

Este producto no contiene alérgenos ni organismos modificados genéticamente (OMG).